La estereolitografía se considera como el origen de los procesos de impresión 3D, con el primer equipo patentado en 1984 por Charles Hull y la primera máquina comercial desarrollada por 3D Systems en 1988. Este proceso, conocido como SLA (estereolitografía), utiliza el principio de fotopolimerización para crear modelos 3D a partir de resinas sensible a los rayos UV. Esto se solifdifica mediante el paso de un láser capa por capa, dotando con esto de mayor calidad a los modelos hechos con esta tecnologías.

Impresora SLA

Comprar impresora 3D SLA al mejor precio

Impresora resina Elegoo Mars

Comprar Formlabs Form 2 3D Printer 

La estereolitografía se considera como el origen de los procesos de impresión 3D, con el primer equipo patentado en 1984 por Charles Hull y la primera máquina comercial desarrollada por 3D Systems en 1988.

Este proceso, conocido como SLA (estereolitografía), utiliza el principio de fotopolimerización para crear modelos 3D a partir de resinas sensible a los rayos UV. Esto se solifdifica mediante el paso de un láser capa por capa, dotando con esto de mayor calidad a los modelos hechos con esta tecnologías.

Las impresoras 3D SLA se caracterizan por su material de impresión líquido y por la presencia de una cubierta de protección UV (generalmente naranja, verde, rojo o amarillo). Ofrecen un volumen de producción relativamente pequeño en comparación con otras tecnologías de impresión.

¿Cómo funciona la impresión 3D por estereolitografía?

Al igual que con cualquier técnica de impresión 3D, se requiere un archivo digital en 3D. Esto se puede obtener a través del software CAD (SolidWorks, Sculpt o Maya, por ejemplo). Este archivo, a menudo en formato STL, se envía a la máquina, donde un segundo software (llamado slicer) realiza un corte del modelo en capas delgadas de impresión de un espesor fijo. Y dfinalmente se le da la orden a la impresora de comenzar a imprimir.

Entre los diversos componentes de una máquina de estereolitografía se encuentran una bandeja de resina, una plataforma móvil (eje Z), un sistema de raspado (eje X), un láser UV, óptica de enfoque y un espejo galvanométrico (ejes X e Y).

El rayo láser barre la superficie de la resina líquida de acuerdo con el modelo 3D digital suministrado a la impresora. Una vez que la primera capa de material solidificado, la plataforma desciende un nivel, que corresponde al grosor de una capa de impresión, y una nueva sección se solidifica. Hay tantos ciclos de impresión como capas hay para obtener el volumen completo de la pieza.

En algunos modelos de máquinas SLA (como en Formlabs, por ejemplo), la producción de la pieza se realiza en reversa. La plataforma se sumerge en la bandeja de resina después de cada capa solidificada mientras que el láser actúa de abajo hacia arriba.

Después de terminar la impresión, pasamos a la etapa de limpieza con un disolvente (generalmente alcohol isopropílico también conocido como isopropanol), esto es necesario para eliminar el exceso de resina no solidificada. A diferencia de otras técnicas tales como la sinterización selectiva por láser (SLS), la Deposición de Material Fundido (FDM) y la impresión PolyJet 3D, se requiere un  post-procesamiento  para finalizar el proceso de fotopolimerización y conseguir la maximiza fuerza del material.

Al igual que con la tecnología FDM, la estereolitografía utiliza el uso de soportes al imprimir formas complejas. En forma de andamios, que permiten soportar las partes que se precipitan en el vacío. Estos soportes son eliminados con facilidad durante el postproceso de los modelos.

La tecnología de estereolitografía ofrece un acabado superficial ligeramente vítreo, pero generalmente es superior a los procesos FDM o SLS (con el mismo espesor de capa). No es raro que las diferentes capas de impresión sean apenas visibles. Sin embargo, pocos colores están disponibles en SLA.

La tienda online de impresoras 3D de resinas baratas

También te pueden interesar estos productos